Miopía en niños: todo lo que debes saber

Miopía en niños: todo lo que debes saber

Miopía en niños: todo lo que debes saber

La Miopía es una de las afecciones de la visión que afecta cada vez más a los niños. La Miopía en niños por lo general suele manifestarse durante la edad escolar, principalmente entre los ocho y los doce años.

¿Qué es la Miopía en los niños?

Los ojos de los niños se siguen desarrollando luego de su nacimiento y durante la niñez. A medida que el ojo crece y se alarga, todas las demás estructuras cambian para compensar este alargamiento. Este proceso evolutivo se llama emetropización.

La Miopía en los niños se produce por un trastorno de la emetropización. Es decir, el globo ocular crece demasiado, y ese crecimiento no se compensa con las otras estructuras del ojo.

Cuando la longitud axial del globo ocular es demasiado grande, estamos en presencia de la Miopía. Su aparición y evolución son multifactoriales.

Esto da como resultado un error de refracción: el foco de la imagen de un objeto distante se forma frente a la retina, y no sobre él como en el caso de un ojo normal. En consecuencia, una persona con Miopía tendrá una visión clara de cerca, pero borrosa de lejos.

En los niños, a medida que el ojo sigue creciendo, la Miopía en niños progresa y la visión de lejos se vuelve cada vez más borrosa.

Factores de riesgo que generan la Miopía en niños

Los factores que generan la Miopía en los niños son diversos, entre las que podemos mencionar:

Factores hereditarios

El factor hereditario influye de manera determinante en el desarrollo de la Miopía en niños. No se hereda la enfermedad en sí, sino una predisposición a ella.

Si ambos padres sufren de Miopía, en el 50% de los niños, esta condición se manifiesta antes de los 18 años. Si ambos padres tienen una visión normal, la Miopía aparece solo en el 8% de los niños.

​Factores ambientales y condiciones de vida

Los niños que pasan poco tiempo al aire libre a la luz del día y pasan mucho tiempo con teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras portátiles desarrollan Miopía mucho más rápidamente que otros.

También influye para el desarrollo de la Miopía en niños, lugar de trabajo mal organizado, falta de iluminación, muy poca distancia entre los ojos y el libro o cuaderno. Así como un debilitamiento del cuerpo debido a una enfermedad o trauma de nacimiento, estilo de vida inadecuado o mala nutrición.

¿Se cura la Miopía en los niños?

La Miopía es una condición que no tiene cura. Es importante detectar la Miopía en niños lo antes posible. Esta es la única forma de ralentizar o detener su avance.

Lo más aconsejable es consultar a un oftalmólogo que pueda determinar cualquier progresión de la enfermedad e iniciar las contramedidas a tiempo.

¿Cómo se puede ralentizar la progresión de la Miopía?

Desafortunadamente, no existe una garantía del 100% de que la progresión de la miopía se detenga o incluso se revierta. Se ha demostrado que el aumento de la miopía se puede ralentizar con lentes de contacto especiales o con gotas para los ojos que contienen atropina al 0,01% y, en casos raros, incluso se puede detener por completo.

Sin embargo, hay varias formas en que se puede ralentizarla:

Ortoqueratología

Una forma muy eficaz de limitar la Miopía en niños progresiva es colocar lentes de contacto de ortoqueratología (lentes Ortho-K). La ortoqueratología es un método exitoso utilizado en todo el mundo para ralentizar la progresión de la Miopía.

Es un tratamiento para la Miopía en niños, en la cual los lentes están diseñados para permitir que las personas miopes vean bien durante el día sin ayudas visuales, sin cirugía, simplemente usándolos por la noche. Cambian la forma de la córnea de tal manera que se crea un sistema óptico en el centro que permite una visión nítida.

Estos lentes mejoran la visión por 10 o 12 horas. El uso constante de estos lentes puede proporcionar una reducción permanente en la progresión de la Miopía.

Gotas oftálmicas de atropina

Los estudios muestran que la atropina puede retardar la progresión de la miopía. Dosis muy bajas tienen un efecto positivo. La administración de atropina solo puede ser prescrita por un oftalmólogo.

Lentes de contacto blandas, progresivas y multifocales

Este tipo de lente posee diferentes áreas de enfoque. Son recomendados para niños mayores de 6 años con Miopía. Ralentizan el avance de la enfermedad entre un 30% y 70%

Corrección de la visión en niños con Miopía

La corrección de la visión en los niños con Miopía juega un papel decisivo Si el niño no cuenta con una visión normal, se verá obligado a forzar la vista constantemente.

Como resultado, la Miopía continuará progresando, causando no solo molestias visuales, sino también dolores de cabeza. Esto afectará tanto la salud y el bienestar del niño como su vida diaria: las calificaciones comenzarán a deteriorarse, el deseo de aprender desaparecerá.

Cuanto antes reciba el niño una corrección adecuada, mayores serán las posibilidades de detener la progresión de la Miopía en niños.

En la Clínica Santa Lucía contamos con el equipo de oftalmólogos especialistas, capacitados en las tecnologías más avanzadas en tratamientos para la Miopía y otros problemas refractivos, para brindarte la mejor atención. Nuestros quirófanos están dotados con equipos de última generación únicos en el país. Solicita una consulta con nuestros especialistas.